Blogia
asuncion-upao


En este discurso Antenor Orrego hace muestra de su gran afecto que sentía hacia su amigo Víctor Raúl Haya de la Torre pues lo pone de modelo para muchos hombres que con su sensatez, con su corazón presto a ayudar siempre al prójimo pero con la mirada firme para guiar a su pueblo regresa a casa para tras un periodo de persecución.


VÍCTOR RAÚL:


    Es con la gran voz efusiva de tu pueblo que te saludo. Es con la gran voz angustiada de tu tierra materna que articulo estas palabras encendidas de homenaje. Enarbolas el gonfalón de una generación beli­gerante y marcha contigo la esperanza, la resurrección y la victoria de una nacionalidad en trance de muerte.


    Por eso, no te queremos ni por encima ni por debajo de tu res­ponsabilidad histórica, sino en tu responsabilidad misma. Ni superhomb­re, ni infrahombre, sino hombre, con el corazón y con los pies bien plantados, en la tragedia cotideiana de nuestra nacionalidad.


    Vienes a polarizar, como punto magnético de fuerza, los anhelos y la acción de las masas productoras de tu país que sólo pueden formu­larse y traducirse en realidades concretas, ahondando y buscando, con mirada amorosa, las entrañas doloridas de la raza.


    Tienes la vocación heroica y tienes ya la obra y el esfuerzo cumpli­dos. Esperamos que mantengas este temple y esta tensión hasta la culminación final de la tarea y que te constituyas en el factor decisivo de este instante dramático de la patria.


    Desde hace diez meses, los cuadros partidarios y militantes del aprismo han realizado en el país la obra más estupenda de organización y educación políticas y sólo esperan que tu mano experta sintonice y concierte estos surcos innumerables, grávidos de frutos promisorios.
 

    ¡Pueblo de Trujillo!...


    Vuelve a tu seno el hijo heróico después de haber fortificado por los caminos del mundo su pensamiento y su fe. Vuelve a tu seno a rematar, con mano enérgica, la batalla de tu salvación. Vas a escuchar de nuevo la clara vibración de su palabra y vas a palpar, con el hecho tangible de su acción, la grandeza de su obra creadora.


    Ya tenemos aquí la antena más vibrante de la nacionalidad y ya percibimos a nuestro lado el gran pulso de este corazón que no conoce los desmayos.


    Este héroe auténtico está hecho de tu arcilla y esta estupenda escultura moral está forjada con los mármoles de tu espíritu. Existe porque tú lo forjaste; porque de tu entraña se extrajo esta magnífica encarnación humana, esta maravillosa encarnación del espíritu de América.


    ¡Pueblo de Trujillo!


    Articula el mejor y más limpio timbre de tu voz innumerable para lanzar tres hurras por Víctor Raúl.
 
_____________________________
Instituto de Investigaciones Cambio y Desarrollo (CYDES). Antenor Orrego: Obras Completas . Editorial Pachacutec. Primera Edición, Setiembre de 1995. Tomo V, pag. 185-186

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Miriam -

Que bueno que jovenes como ustedes dediquen su tiempo en un trabajo util y de ayuda para quienes buscamos información
les deseo exitos en sus proyectos y planes.
Miriam

jorge gonzales -

chikas!! sta pagina sta muy buena las felicito!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres